viernes, 11 de marzo de 2011

Los Dioses son... Amor y Odio


Inspirada por mis hermosas musas y por muchas dudas que he visto.
Todos los Dioses (deidades femeninas y masculinas) son buenos o malos, de oscuridad o de luz, amor y odio; no lo creo así ya que si nos vamos a la historia (mitología) por en eso esta basado los hechos y lo que sabemos de ellos.

Las diosas lunares o diosas de la creación llámese Selene, Hecate, Cerridwen, Nut, Tiamat y entre muchas otras mas; son de luz y oscuridad ya que en la luna se da en 2 fases principales nueva y llena, y a igual que sus contra partes masculinos Helios, Febo, Apolo habiendo así un equilibrio en perfecta armonía.

Si nos vamos a la Historia de la Creación de Universo dice:


En un principio solo existió el caos.

En el vacío exterior apareció Erebus (Erebo),
el ignoto lugar donde Muerte y Noche habitan.
Todo allí era hueco, silencio, infinito, obscuro.
Entonces nació el Amor (Eros),hijo de Erebus y Noche,
con él llegó el comienzo del orden.

Del Amor surgieron Luz y Día, y apareció, Gaea (Gea), La Tierra.

Fue entonces cuando Erebo durmió con Noche y de aquella unión
nació Aether (Eter), la luz del cielo.

Noche, en soledad, produjo Destino, Sino, Muerte, Letargo, Sueños,
y otros fenómenos que llegan hasta el hombre desde la obscuridad.

Urano sobre el cielo embaldosado - Urano se apresta a cubrir a Tierra,
mientras, La Tierra (Gea), alumbró a Urano, los cielos.
Urano llegó a ser compañero de Tierra y la cubrió por todos sus lados.
Juntos tuvieron tres Cíclopes, tres Hecatonquiros y a Titán,
que tuvo a su vez seis titánes y seis titánidas.

Pero Urano fue mal padre y mal marido.
Odiaba y detestaba a los Hecatonquiros.
Les hizo prisioneros en escondidos lugares de la Tierra, en el seno de Gea.
Esto enfureció a Gea, que empezó a conspirar contra Urano.
Todos estaban aterrados excepto el joven titán,
Cronus( Saturno, en la mitología romana).

Gea y Cronus tendieron una emboscada a Urano.
Mientras yacía con Gea por la noche,
Cronus agarró a su padre y lo castró,
cercenando sus testículos con una hoz de piedra y arrojándolos después al Océano.

De la sangre derramada surgieron Gigantes, Ninfas, las Erinyes,
y de la espuma que los genitales levantaron, al caer en el mar, surgió Afrodita.

Cronus se convirtió en el omnipotente nuevo jefe de los dioses,
como primera medida, encarceló a los Hecatonquiros y a los Cíclopes en Terrarus.
Se casó con su hermana Rhea, otorgó mucho poder a los Titanes
y gobernó durante muchos años.
Como Gea y Urano habían profetizado
que finalmente sería destronado por sus hijos,
Cronus, para evitar que se cumpliera la profecía,
se los tragaba según nacían.


Rhea, encolerizada y apenada por esto, empezó a conspirar contra él.
Cuando nació su sexto hijo le escondió y le puso bajo la protección de las Ninfas del mar.
Para encubrir su decisión envolvió una piedra
en las mullidas ropas del infante y se la entregó a Cronus
que se tragó el envoltorio de un bocado, encantado y sin reparar en el engaño.
El niño puesto a salvo fue Zeus.
Creció en Creta, y cuando llego a ser un hermoso joven
comenzó a planear la derrota de su padre.

Rhea convenció a Cronus para que aceptara los servicios de Zeus.
Este aceptó, le permitió entrar en el Olimpo y le nombró su camarero personal.
Zeus, aprovechando este privilegio, preparó una bebida especial
y se la brindó a Cronus que inmediatamente se durmió y vomitó los cinco hijos
que había engullido de forma tan salvaje como natural.
Los cinco jóvenes dioses volvieron sanos a este mundo y sin haber sufrido ningún daño, y agradecidos a Zeus le nombraron su líder.

Pero todavía era necesario derrotar a Cronus.
Este y los Titanes, excepto Prometeo, Epimeteo y Océano,
se aprestaron a mantener el poder.

Atlas asumió el mando de la batalla
y durante algún tiempo pareció que los jóvenes dioses iban a ser derrotados.
Pero Zeus, empleando grande astucia, regresó a la batalla con nuevos aliados.
Los Cíclopes le proporcionaron rayos celestes,
arrojadizos como armas de ataque, capaces de fulminar al enemigo más poderoso.

Armó a los Hecatonquiros con grandes cantos rodados y
les emboscó en lo alto de los desfiladeros.
Llegado el momento, los hicieron caer con tal furia
que los Titanes pensaron que las montañas se desplomaban sobre sus cabezas.
Prácticamente destrozados huyeron aterrados, dando la victoria a Zeus.
Zeus exilió los supervivientes a Tartarus, los infiernos.

Atlas, el cabecilla, sufrió un castigo especial,
fue condenado a soportar El Mundo sobre los hombros para la eternidad.
...Y todavía debe seguir haciéndolo,
aunque por ahí andan muchos esforzados cretinos
pensando que el mundo pesa sobre sus propios hombros.
El "Complejo de Atlas" es también frecuente entre algunos líderes caídos
del Partido Socialista .

A pesar de la victoria, Zeus, no pudo, todavía, sentirse seguro.
Gea, triste por no haber podido disfrutar de la infancia de sus seis hijos,
dio a luz su último vástago, Tifeus (Tifón).
Tifeus (Ti-feo) era más espantoso que el más horrible de los dioses.

Zeus se vio forzado hacerle frente,
y lanzando contra él uno de sus rayos mortales, acabó con el monstruo.
Tifeus fue enterrado bajo el Monte Etna en Sicilia
y todavía pueden verse, de cuando en cuando, sus encendidos humos.

El desafío final lo provocaron los Gigantes.
Invadieron el Monte Olimpo trepando por las montañas
en un gran esfuerzo por alcanzar la cumbre.
Pero los dioses, que había crecido fuertes
y contaban con la ayuda de Heracles (Hércules),
les sometieron o mataron.

A partir de entonces quedó definitivamente consolidado el poder
y la autoridad de Zeus sobre los dioses del Olimpo y sobre el Universo Griego.

...Y creó escenarios de incomparable belleza
para que los humanos de sucesivas civilizaciones
pudieran gozar sin freno de su belleza y de los alimentos
que brotaron de su seno para ser devorados,
en esta ocasión, por las diferentes especies de seres vivos
que se multiplicaron poblando el Planeta...
comenzó y siguió la vida y la Tierra produjo belleza y sangre.
Y el hombre abrió caminos para encontrarse con el honbre
y extenderse por el planeta, durante siglos el hombre adoró las montañas como a sus dioses, y los profetas subieron a ellas y hablarón con el silencio.
Y del silencio extrajeron floridos mensajes y leyes para los hombres.

Y La Tierra, generosa con sus pequeñuelos,
nos brinda su riqueza, a cambio,
como no podía ser menos, viniendo de los dioses,
del sudor de nuestra frente.

Sudor que a veces se hiela en nuestras sienes como el agua en las montañas,
heladas que soportamos por nuestra condición
de cisnes alados, hijos de Gea y Rea, La Tierra.
Fuente: www.diomedes.com/Creacion.htm


Entonces según la historia basado en hechos mitológicos, no solo son los dioses que menciono que son solo buenos o malos, un ejemplo los dioses egipcios a ellos los adoraban y les ofrecían ofrenda a cada quien según la preferencia de la deidad para manterlos contentos y no los castigara. Así que se podría mostrar de una forma bondadosa o maléfico.

Los dioses no son solo uno para lo bueno y bonito, y otro para lo malo y feo sino que ellos se encuentra en perfecto estado con estas forma de naturaleza, que viene desde el inicio de los tiempos. Y eso lo vemos muy claro en el relato de la creación.

Y basada en la historia mitológica no sabemos todo a ciencia exacta de todo lo que paso en el pasado, en el comienzo solo hechos que sean investigado mediante mitos y leyendas de los cuales nos queda mucho por conocer, porque mientras mas información salga a la luz, también estaremos en la oscuridad con las incógnitas que se forman y la curiosidad de saber mas.
Pero no lo sabremos todo.


Mil bendiciones )O(

No hay comentarios:

Publicar un comentario