lunes, 14 de marzo de 2011

EL DIOS & LA DIOSA OSCURA

Autora una amiga muy linda y querida Elina Morales. La cual nos escribió estas palabras desde un punto de vista muy especial, y a hacernos ver lo maravilloso y extraño que hay en la oscuridad ya que algunos le temen. Muchas gracias amiga y Mil bendiciones )O(


Autora: Elina Morales
Sigo meditando sobre la faceta de la Diosa Oscura, me preocupa mucho la actitud tan negativa que he visto asumir a muchos paganos respecto a lo que esta sucediendo, me pregunto, como es que pueden alabar y dignificar a la Diosa en todas sus etapas, pero no la contemplan, ni observan, ni alaban, ni mucho menos aman y adoran en su ultima etapa, o manifestación, la “etapa Oscura”.

Así que por este motivo, escribiré unas cuantas líneas, meditando acerca de este rostro tan hermoso de la Diosa, y raramente comprendido, o aceptado.

La gente la comúnmente, le llama “la Diosa Oscura”, y cuando piensan en ello, piensan una Diosa negativa, toda mala, caótica, desordenada, que solamente l e gusta traer el principio de la destrucción, pero la Diosa en su etapa ultima, no es solamente esto, una Diosa obscura es aquella que representa la energía Divina de la creación y destrucción, desde un punto de vista muy amplio, es decir, que abarca la dualidad, cuando medito en esto, siempre digo: AMO LA DUALIDAD, ABARCA TODOS LOS POLOS DE LA VIDA, “VIDA Y MUERTE” , “LUZ Y OSCURIDAD” SON AMBAS COSAS, LA MISMA COSA!!!.... La oscuridad es solo el otro rostro de la luz, y la misma luz, no existiría sin la oscuridad, tal como el día, no amanece, si la NOCHE NO ACONTECE PRIMERO.

Por tanto, esta Diosa, oscura, como es ella, por primera definición, eso LA DIOSA!!!! , tiene todos los atributos, que tiene la Diosa en su primera etapa de luz, merece ser honrada y alabada, y dignificada, respetada, como lo sería cualquier Diosa de luz.
La expresión, “Diosa oscura” ES SOLO EL punto extremo de su personalidad, así como los seres humanos reímos y lloramos, amamos y odiamos, DENTRO DE NOSOTROS CONTENEMOS DUALIDAD, CONTEMOS A LA DIOSA LUMINOSA Y LA DIOSA OSCURA.

La Diosa Oscura, representa usualmente a la faceta de Arpía o anciana de la Diosa, y no se le suele relacionar con la maternidad. Su energía reitero, NO es equivalente a un pandemónium de caos, sino que solamente, tiene que haber un balance entre el bien y el mal, sin el mal el bien no existiría y viceversa.

Cabe aclarar que trabajar con una Diosa oscura NO NECESARIAMENTE EQUIVALE A MANEJAR ENERGIAS PARA HACER MAL (a menos que seas practicante de Alta Magia Negra, y aún allí, aclaro, no lo hacen por hacerlo, sino que cada acción, trae su reacción)... sin embargo, para los wiccans, que no son practicantes de magia negra, esta DIOSA, simplemente, es invocada, para pedir algún favor así como a las Diosas normales, trabajar con algún/a Dios/a obscuro NO es motivo para trabajar con energías bajas ni magia negra...ya que la regla de ORO, para los Wiccans es: "Haz lo que quieras mientras NO dañes a nadie ni a nada y mientras no vayas en contra de la voluntad de algo o alguien"

Por todo esto, todo altar levantado a la Diosa Oscura, se le pone como ofrenda por el favor que pediste o simplemente como alabación y agradecimiento a la Diosa, LUEGO como parte de un ritual de mutuo acuerdo en donde tanto nosotros como mortales, como ella como Divinidad, otorgamos la parte que nos corresponde. LOS DIOSES, TAMBIEN NECESITAN SER ALIMENTADOS.

Dentro de la Alta Magia, uno de los aspectos más importantes que se observa es la posición de la luna, pues los resultados de los rituales que se realicen se verán determinados por la etapa lunar en la que se encuentre el mes. En este orden de ideas, la etapa lunar mas adecuada para trabajar con la DIOSA o el DIOS OSCURO, es la de la luna menguante a la luna negra ya que es la época de desvanecimiento, oscuridad y destrucción.

Y TENGO NOTICIAS, CLARO QUE SE PUEDE trabajar rituales mágicos durante estos días, basta con cambiar el sentido de lo que se desea obtener, por ejemplo si lo que se requiere es mayor unión familiar, se deberá trabajar para desvanecer la desunión familiar, de esta forma se cumple con el aspecto de desvanecimiento de la luna y se trabaja sobre lo que se necesita.
Cabe aclarar que la fuerza de la luna menguante y oscura es muy fuerte, por lo que se sigue recomendando muchísimo cuidado al trabajar pues los resultados suelen ir más allá de lo esperado.

El segundo aspecto importante en la realización de un ritual es la deidad a quien se llama, se trabaja o se pide su ayuda, esta dependerá de la etapa lunar, el objetivo en si mismo del ritual y de la afinidad personal que el practicante tenga con la deidad, por ello es se presentan las principales diosas oscuras dentro de la magia y brujería, a ellas llamamos e imploramos durante la etapa lunar que va desde el día posterior a la luna llena hasta la noche de luna negra, ellas nos protegen durante esta etapa y en varios casos incluso durante el resto del ciclo lunar.

Antes de trabajar bajo la protección de cualquiera de las diosas que se presentan, se sugiere estudiar su mitología y rituales a fondo, practicar meditaciones en torno a ellas para averiguar con cual existe más afinidad, y sobre todo hacer clara conciencia de que son diosas que por ser oscuras también tienden hacia acciones vengativas cuando se les ha prometido y no se les cumple. Obviamente, cada quien escogerá su Diosa o Dios Oscuro, según su carácter personal.


Que son Los Poderes Oscuros?

Los poderes Oscuros emanan de los aspectos Oscuros de la Diosa y el Dios. Este es el poder de Crone (la anciana) Y del Señor de Las Sombras. Los poderes Oscuros son más que una personificación de las influencias negativas en la vida. Esta energía es muy poderosa. Así que podemos reafirmar uno de los aspectos del código de conducta de la wicca:

Ten cuidado con lo que haces, recuerda que la Diosa Oscura esta representada en la como varios tipos de ancianas de muerte, devastación, guerra enfermedad y destrucción de la tierra. NO POR NADA, ASI OJO…. el Dios Oscuro a su vez representa el huésped silente de la muerte en su reino subterráneo de sombras grises y profundo sueño. El sabe los secretos de y la sabiduría del Universo, conoce la muerte, la guerra y la destrucción. La Diosa es la Madre de los huesos que colecciona las calaveras de los muertos. Nos quiere dejar ver que lo material de la vida. El Dios Padre es el cazador (Cazador Salvaje) que representa las energías del alma. Se entiende por esta cosmología algo muy lejano al miedo. Han sido ambos, invocados por los hombres, para vencer sus miedos sobre la mortalidad y alcanzar la sabiduría de la inmortalidad. Como Poder el Señor Oscuro es el caos por el cual el Orden debe de evolucionar. No hay un final para este ciclo, el orden se convierte en caos para renacer de nuevo como un nuevo Orden. El señor de las sombras es la visión de la muerte que se convierte en el proceso de una nueva vida, mediante la recolección de la vida muerta. Entonces el vehículo hacia una nueva forma material es la Diosa -Crone. En el aspecto de la Luz el Dios muere voluntariamente cuando entra en la tierra para fertilizar con su energía los sembradíos que luego maduraran para darle de comer a todo ser viviente. Mediante este acto de sacrificio el revitaliza la tierra, y lo hace atreves de la Diosa. El matrimonio del Dios y la Diosa se efectúa en Agosto en el Sabbat de Lughnassadh en el cual el Dios desciende a la Madre Tierra. Una vez en la Madre, el Dios se convierte en hijo dentro de la Diosa. El Dios es Padre e Hijo. Comienza la recogida de la siembra, los cambios de estación y La Madre se convierte en la anciana (Crone) en el otoño y el invierno, solo para ser transformada en la Madre de nuevo durante el solsticio de invierno con el nacimiento del Sol (su hijo el Dios) La matriz-tumba es del dominio de la anciana (Crone) y es uno de los lugares de más poder. Aquí es donde todo se transforma todo. Donde las energías de lo muerto han reposado para volver a formar las energías de la vida.

ALGUNAS DIOSAS OSCURAS:

Hécate

La diosa oscura Hécate, la antigua entre las antiguas, Es la diosa madre por excelencia de brujas y hechiceras, en Grecia Hécate es la diosa anciana dentro de la triada lunar. La leyenda cuenta que era ella quien estaba junto a Deméter cuando ésta escucha el llanto de su hija Perséfone quien había sido raptada por el dios Hades, Hécate la acompaña al inframundo e intercede por ella ante el dios del inframundo. Se cree que su culto pudo haberse iniciado en Egipto y se le relaciona con la diosa Hekat, la escencia mágica de la diosa madre Isis. En otra versión aparece como el aspecto oscuro de la diosa de la luna Artemisa.
Hécate representa la fase oscura de la luna, que va desde la luna menguante hasta una noche antes de la luna nueva, es decir la luna negra, como vive en el lado oscuro de la luna, ella es quien brinda luz sobre lo desconocido. En los albores del cristianismo se le asoció con poderes malévolos así como a sus brujas y sacerdotisas, pues es quien rige sobre la palabra y la hechicería, injustamente se le satanizó y relacionó con fantasmas.

Otras leyendas mencionan a Hécate como la misma reina del inframundo, por lo que también gobierna sobre la muerte, la curación y las artes mágicas. Es protectora de parteras y de la medicina herbolaria. Los animales que la representan son la serpiente, el dragón, el cerdo, el león, el caballo, el perro el cual aparece frecuentemente en sus efigies, la rana y el sapo.

Sus sacerdotisas presentaban sus ofrendas en los cruces de caminos, especialmente los que unían tres vías, en estos lugares era frecuente encontrar imágenes de la triple diosa junto a calderos, símbolo del culto y magia de Hécate. Las ofrendas eran colocadas a partir de la noche de luna llena, y su ayuda se pedía en especial cuando se requería el consejo para tomar una decisión importante. Él único riesgo de llamar a esta diosa es que los resultados de sus favores suelen ser desconocidos, pues ella atiende de acuerdo con las verdaderas necesidades de sus hijos y no solo en cuanto a sus deseos pasajeros.

Cuando se necesite tomar un decisión importante, cuando se requiera de curación física o espiritual, se necesario un rompimiento, separación o cambio la ayuda de Hécate es la apropiada. Sus ofrendas pueden ser panes y pasteles cocinados especialmente para ella, miel oscura y granada que se depositan en los cruces de caminos.

Oyá

Oyá diosa u Osrisha del panteón Africano, especialmente del correspondiente al área de Nigeria, es la diosa del cementerio, del viento, de la centella y de la guerra. En algunas ocasiones se le sincretiza con Santa Teresa y en otras con la señora de la Candelaria, vestida en rojo. Ella representa algunas de las fuerzas más grandes de la naturaleza que son la tormenta y el rayo, por lo que ella tiene control sobre ellas y es de donde toma su fuerza espiritual, representa también la fuerza femenina, otorga la habilidad para hablar muchas lenguas y cuida de las mujeres cuando están por dar a luz

Oyá es una diosa guerrera por lo que es patrona de los guerreros poderosos y de la justicia, las leyendas cuentan que ella siempre lucho al lado de su amante, el dios del fuego, trueno y relámpago, Changó. Donde quiera que halla violencia está Oyá, donde quiera que un secreto se haya descubierto está ella también pues no tolera las mentiras. Oyá es fiera, fascinante, muy perspicaz y es capaz de hacer grandes sacrificios por quienes ama, ella decide quien sigue con vida y quien inicia su nuevo camino en la muerte.

Puesto que Oyá vive en el cementerio, se le asocia con los muertos y con los antepasados razón por la cual su energía se considera muy importante y de gran cuidado. Sus ceremonias son complicadas y delicadas y deben ser realizadas correctamente sin la omisión de cualquier detalle pues las consecuencias en un error pueden ser muy grandes. No obstante que se trata de una diosa de mucho misterio, es también de mucha belleza. Oyá es extraordinariamente leal con sus devotos, pues así lo fue con Changó hasta el final, por lo tanto ella espera exactamente la misma lealtad cuando ha concedido sus favores.

Oyá es la diosa a quien se llama cuando se necesita energía para solucionar o terminar un trabajo, toda ofrenda se le debe presentar de la manera más humilde y respetuosa. Al igual que
Hécate ella suele conceder lo que considera mejor para sus hijos y devotos, por lo que no se le puede ni debe forzar a hacer la voluntad de quien solicita sus favores, por otro lado, aunque no es la representante de la maternidad en el panteón Yoruba, es común que las mujeres le ofrenden cuando desean tener hijos. En la mitología africana, representa la mágia pues gobierna sobre el inframundo, lo oscuro y lo desconocido. Cuando se desee pedir la ayuda de Oyá se debe tener en consideración al número nueve pues es el que la representa, sus ofrendas suelen ser ropas floreadas y berenjenas.

Kali

Para algunos historiadores la diosa indú cuyo arquetipo corresponde con Hécate y Oyá es Kali. Kali, la diosa azul oscuro, o la negra es la guerrera del panteón indú, entre sus atavíos cuenta con un collar de cráneos que la relaciona con el inframundo y los muertos. Kali es ciertamente uno de las diosas más activas y dinámicas de la India, donde se le adora como la que da y toma la vida, la que gobierna sobre la fertilidad, la concepción y el perpetuo estado de renovación de la fuerza cósmica es representada bailando la danza de la vida, pero en su aspecto negativo es capaz de destruir el universo.

Kali es eterna como el tiempo, indomable y espantosa en sus cóleras, ella dirige la pasión del conocimiento, la perfección del amor y la temeridad de la sabiduría.

Kali tiene un tercer ojo en su frente que le proporciona sabiduría y la visión de lo que no es evidente, lleva su pelo desatado y a menudo se le muestra con cuatro brazos, los izquierdos llevan una espada y un tridente, mientras que los derechos llevan a cabo actos de amor y buenas obras. Suele vérsele junto a flores de loto aunque no es la única flor que se le consagra y ofrenda, las serpientes y las vacas son sus animales.

Kali debe ser llamada y honrada cuando se necesita la destrucción de algo a fin de dar paso a nuevos comienzos, pero sus trabajos deben ser muy cuidadosos pues al igual que las demás diosas oscuras es extremadamente poderosa, y el cambio que se le solicite puede ser más allá de lo previsto o deseado, en estos casos se sugiere tan solo realizar ofrendas en su honor en símbolo de agradecimiento por los cambios que se esperan.

Cerridwen

Cerridwen es diosa madre, gobierna sobre las tinieblas y la luna, la guerra, el trabajo con los metales, la flora y la fauna, las artes y oficios, el trabajo doméstico, la maternidad. Dentro de la mitología celta y las leyendas que la conforman, se aprecia un gran papel de las deidades femeninas en torno a actividades como la guerra, la política y el gobierno, además de la magia, la fertilidad y el amor de las cuales son comúnmente representantes bajo este contexto Cerridwen fue adorada por los celtas, ella personifica el misterio de la reencarnación, el renacimiento y la naturaleza cíclica de la vida, su nombre significa caldero de sabiduría.

Es la diosa celta protectora de las brujas y hechiceras, pues rige también sobre la brujería, la magia, los conjuros y encantamientos, la escritura y la ciencia, las iniciaciones en las artes ocultas, la inspiración, la premonición y la reencarnación. Como diosa oscura tiene control sobre los muertos

Su principal símbolo es el caldero, tal y como lo es para la mayoría de las diosas alrededor del mundo, Cerridwen es el aspecto oscuro de la triple diosa celta, ella es la dadora de la vida y la muerte y bajo la forma de la gran cerda simboliza la tierra, en relación con otras diosas Cerridwen comparte la imagen de la puerca con Hécate, Freya, Démeter y Astarte.

Su invocación resulta favorable cuando se desea realizar una transformación o cuando se requiere el poder de la magia, para impulsar cualquier aspecto de los que ella representa y protege durante sus rituales se sugiere prender incienso y poner un caldero al lado como símbolo.

Amentit:
Diosa del occidente, con carácter destacadamente funerario, por considerarse que los muertos moraban en esta región; representada con cuerpo de mujer, con la cabeza sustituida por el símbolo gráfico del occidente: “El Infierno”, sitio tenebroso, rodeado de estupor y angustia, donde los hombres perversos sufrían condena. Dividido en catorce sectores, cada uno de estos guardaba relación con determinadas circunstancias de la vida futura del ser humano.

Anupet:

Denominada "la lebrel hembra", era la consorte o forma femenina de Anubis en Kynópolis.

Sekhmet

"La Poderosa", una diosa leoncéfala, era adorada en Memfis y en algunos otros lugares, principalmente en el Delta, así como en el decimotercer nomo del Alto Egipto. Generalmente utiliza el disco solar sobre la cabeza, y los textos hablan de ella como una manifestación guerrera del sol, un ojo solar, "el feroz, emitiendo llamas contra los enemigos" de los dioses. Enviada por Ra a la tierra para destruir al género humano. Con frecuencia es comparada con la gata vecina, Ubastet, que se consideraba su amistosa manifestación. (Diosa Solar) Forma parte de la Tríada Memfita.

Qebhet, Qebhut: era una diosa serpiente, y como "la hija de Anubis" estaba localizada cerca de esta divinidad en el décimo nomo. Su nombre, "La Fría”, da surgimiento a una época primitiva en que se la conectaba con el cielo o el agua.


ALGUNOS DIOSES OSCUROS:

Anubis
Dios de las necrópolis, encargado de los ritos funerarios y de la momificación de los difuntos. Se representa con cuerpo humano y cabeza de chacal. Algunas leyendas lo hacen hermano de Osiris; otras, hijo adulterino de Osiris y Neftis.
Apop (Apofis) Serpiente maléfica y símbolo de las fuerzas “demoníacas” del mal. Contrasta las fuerzas de la luz simbolizadas por

Ra.

Babi

Babai, Bebi, Bibi) Debió haber sido adorado explosivamente el Alto Egipto en tiempos primitivos, ya que su nombre es algunas veces escrito con la corona blanca y el látigo real, símbolos de dominio sobre toda la región del sur. Los textos piramidales lo mencionan como "amo de la oscuridad" y lo comparan con un toro. El libro de los muertos lo llama "el primer nacido hijo de Osiris" aunque por lo general se lo describe como un terrible perseguidor y carnicero de almas que guardan la entrada al mundo inferior. Algunas veces asimilado a Seth.

Bati

Era otra deidad del periodo primitivo, más tarde adorada solo en la oscura ciudad de Saka, donde recibía los honores junto a Anubis y Ubastet. Parece haber sido confundido muy regularmente con Babi.

Hetmet

Hetmit "El destructor", es a veces representado como Epet, pero con cabeza de león.

Khentamentiu

"el que se encuentra ante los occidentales (muertos)" Dios primitivo de Abidos, de características agrarias, fecundantes y funerarias. El culto de Osiris se impuso sobre éste bajo la denominación de Osiris-Khentamentiu. Tenía aspecto de chacal.

Dios de Bisiris en el Delta, donde parece ser que había suplantado al antiquísimo Anziti (Andjti). Su culto popular se difundió, desde el inicio del período histórico, por todo Egipto. Identificado en Memfin con Sokaris y en Abidos con Khentamentiu, ambas divinidades funerarias. Dios de los muertos, es representado mumiforme, a veces ictifálico, con una corona flanqueada por dos altas plumas sobre la cabeza. El cuerpo lo tenía pintado de verde, color del renacimiento. La leyenda lo hace esposo de su hermana Isis y padre de Horus el Joven.

Sokar(i)

Griego Socariz (Sokaris), Una deidad de un lugar cercano a Memfis (de donde el moderno nombre Saqqrah), "en la curva, pezut, del Lago". Era al principio considerado como una manifestación de Horus, el sol, y así fue representado como halcón o falcón en una extraña barca sobre un trineo (henu) que era arrastrado alrededor de su templo en las festividades como si fuera la barca solar. Cuando este lugar se convirtió en la necrópolis de la gran ciudad de Memfis, "Sokari en su cripta, shetait, fue convertido en dios de los muertos e identificado con Ptah y Osiris, de modo que su templo ("Portal de los corredores") fue explicado como una entrada en los pasajes que conducen al submundo. Así como el revivido Osiris, Sokar, el señor de los sueños", se convirtió tambien en un dios de la tierra.

Montu

La deidad de Hermonthis (egipcio "An-montu") y otros lugares al sur de Tebas, era también adorada en Tebas en los primeros tiempos y recuperó su culto en los últimos períodos, cuando la ciudad y su dios Amón, habían perdido importancia. Es por lo general representado como un halcón o como un hombre con cabeza de halcón, usando dos altas plumas; está con frecuencia adornado con el disco solar, ya que era identificado con el dios sol desde época muy temprana, de modo que también es llamado Montu-Re. Su forma original, sin embargo, que más tarde fue representada en Zeret, tenía la cabeza de un toro; e incluso en Her-monthis su animal sagrado semejaba un toro negro, llamado el Buchis en el período romano. Su cabeza de halcón fue tomada prestada de la deidad solar, Re-Horus y más tarde el toro de Montu fue en realidad llamado "El alma de Re" o de Osiris. Todos los textos concuerdan en describir a Montu como terrible y guerrero, aludiendo, evidentemente, a las armas que sostiene. En diferentes lugares varias diosas fueron asociadas con él como sus esposas; Rat-taui, Enit y Hat-hor.

Neheb-kau

"El trastocador de dobles" era originariamente un espíritu maligno con forma de serpiente "con numerosas alas" que atacaba y devoraba las almas de los fallecidos en el submundo o en el camino hacia allí, al sur de las cataratas más tarde, sin embargo, fue honrado por ser uno de los cuarenta y dos asesores de la corte de Osiris, exactamente igual a una similar serpiente llamada Neha-hor, que subsecuentemente era algunas veces confundida con el “satánico” dragón Apop.

Ophoïs

Egipcio = Up-ua(u)t, "Abridor del Sendero", el dios lobo de Lykópolis (Assiut), This y Sais, era con frecuencia confundido con Anubis. Los egipcios del período griego explicaban su animal como un lobo, quizá porque era representado de pie, ya que el chacal de Anubis estaba reclinado. Los aspectos guerreros de Ophoïs pueden ser derivados de su culto en la capital This, o de las armas que decoran las bases de sus imágenes, o de las interpretaciones celestiales de su nombre. El Ophoïs de Sais "sigue al rey del Bajo Egipto" como la antigua forma es el "chacal del Sur".

Seth

Dios de Ombos, patrón del Alto Egipto. En el mito osiríaco, hijo de Nut y de Geb, hermano de Osiris, Isis y Neftis, y esposo de esta última. Asesino de du hermano, que después fue vengado por su hijo Horus. El animal predinástico que representa a este dios no ha sido identificado. Algunas veces, se ha querido ver en él al lebrel, el galgo o el burro salvaje. Representado con cuerpo humano, cabeza de animal sethiano y cola en forma de flecha. Los hicsos hicieron de él su divinidad nacional, transcribiendo su nombre en forma babilónica: Sutekh. En la Época Baja, dios maléfico asimilado al desierto y al huracán.

Dioses obscuros en la Mitología Griega: Hades y Ares, Cronos, Zeus tiene sus haces de injusticia, avecés inexplicable… más otros dioses menores, pero la lista se haría infinita...

Bueno, espero que la nota les haya sido interesante, Elina. Bendiciones Mágicas a todos.

2 comentarios:

  1. o.O Interesante...!!!

    Un Saludo

    Espero que podamos conectar nuestras webs para retroalimentarnos :)
    Aqui te dejo el enlace de mi blogger y espero tu respuesta: guerraivmundos.blogspot.com

    Un abrazo
    Linda Perez

    ResponderEliminar
  2. Claro que si, y me encanta tu blog ya pase por allí... Oye yo quiero uno de esos príncipes...

    ResponderEliminar