viernes, 25 de febrero de 2011

Los Principios De La Creencia Wicca


Los Principios De La Creencia Wicca
Author: Artemisa
• Wednesday, June 30th, 2010

El Concilio de Brujas Americanas encuentra necesario el definir la brujería moderna en términos de la experiencia Americana y sus necesidades. No estamos limitados por tradiciones de otros tiempos y de otras culturas, y no le debemos ninguna lealtad a ninguna persona o energía mayor que la manifestación de la Divinidad a través de nuestro bien ganado ser. Como brujas americanas, damos la bienvenida y respetamos a todas las enseñanzas y tradiciones de vida-afirmación, e intentamos aprender de todos y compartir nuestros conocimientos dentro de nuestro Concilio.

Es en este espíritu de bienvenida y de cooperación que adoptamos estos pocos principios de la creencia del Wicca. En intentar ser inclusivos, no deseamos abrirnos a la destrucción de nuestro grupo por ésos que sólo buscan el poder y su propia gloria, o ejercen filosofías y prácticas contradictorias a las de estos principios. En intentar excluir aquellos cuyos caminos sean contradictorios a los nuestros, no deseamos negarle la participación con nosotros a cualesquiera que estén sinceramente interesado en nuestros conocimientos y creencias, sin importar los orígenes de la raza, del color, del género, de la edad, nacionalidad o cultura, o preferencias sexuales.

Por lo tanto pedimos solamente a aquellos que intenten identificarse con nosotros que acepten estos pocos principios básicos:

1. Practicamos ritos para armonizarnos con el ritmo natural de las fuerzas de la vida marcadas por las fases de la luna y de los cuartos y de los cruz-cuartos estaciónales.

2. Reconocemos que nuestra inteligencia nos da una responsabilidad única hacia nuestro ambiente. Intentamos vivir en armonía con la naturaleza, en equilibrio ecológico ofrecimiento plenitud a la vida y al sentido dentro de un concepto evolutivo.

3. Reconocemos una profundidad de la energía mucho mayor que la que es evidente a la persona promedio. Porque es mucho mayor de lo ordinario, a veces se le llama “supernatural”, pero la vemos como yaciendo dentro de la que sea naturalmente potencial a todos.

4. Concebimos a la Energía Creativa en el universo como manifestando a través de la polaridad – como masculino y femenino – y que esta misma Energía Creativa vive en toda la gente, y funciona a través de la interacción de lo masculino y lo femenino. No valoramos uno sobre el otro, sabiendo que cada uno apoya al otro. Valoramos la sexualidad como placer, como el símbolo y la encarnación de la vida, y como una de las fuentes de las energías usadas en práctica mágica y la adoración religiosa.

5. Reconocemos los mundos externos e interno, o los mundos psicológicos – conocidos a veces como el mundo espiritual, el inconsciente colectivo, los internos planos, etc. – y nosotros vemos en la interacción de estas dos dimensiones la base para los fenómenos paranormales y los ejercicios mágicos. No descuidamos ninguna dimensión por la otra, viendo ambos como necesarios para nuestro cumplimiento.

6. No reconocemos ninguna jerarquía, pero si honramos a los que enseñen, respetamos a los que compartan su conocimiento y sabiduría, y reconocemos a los que han dado valerosamente de sí mismos en liderazgo.

7. Vemos la religión, la magia, y la sabiduría en el vivir como unidos de la manera que vemos el mundo y los que vive dentro de él – una visión del mundo y una filosofía de vida, las cuales identificamos como Brujería (Witchcraft) o el camino Wicca.

8. Llamarse “bruja” no hace a un persona bruja – pero ni tampoco lo hace la herencia, o una colección de títulos, de grados, y de iniciaciones. Una bruja intenta controlar las fuerzas dentro de si mismo que hagan la vida posible para vivir sabiamente y bien, sin daño a otros, y en armonía con la naturaleza.

9. Reconocemos que es la afirmación y el cumplimiento de la vida, en una continuación de la evolución y del desarrollo del sentido, que da el significado al universo que conocemos, y a nuestro papel personal dentro de él.

10. Nuestra única animosidad hacia Cristianismo, o hacia cualquier otra religión o filosofía de vida, es hasta el punto que sus instituciones hayan demandado ser “la única y verdadera religión” y haber intentado negarle la libertad a otros y suprimir otras maneras de prácticas y de las creencias religiosas.

11. Como brujas Americanas, no nos sentimos amenazados por las discusiones sobre la historia del Wicca (Witchcraft), los orígenes de varios términos, la legitimidad de varios aspectos de diversas tradiciones. Lo único que nos concierne es nuestro presente, y nuestro futuro.

12. No aceptamos el concepto del “mal absoluto”, ni adoramos cualquier entidad conocida como “Satán” o “el diablo” según lo definido por la tradición Cristiana. No buscamos el poder a través del sufrimiento ajeno, ni aceptamos el concepto que el beneficio personal sólo pueden derivarse por negarle oportunidades a otros.

13. Trabajamos dentro de la naturaleza para que sea contributario a nuestra salud y bienestar.

Creado por el Concilio de Brujas Americanas, Spring Witchmeet del 1974, en Minneapolis, MN (traducido por Morgana RavenLake)

No hay comentarios:

Publicar un comentario